Acerca de mi, el autor

Soy un joven Cristiano que el 19/11/11 fue rescatado de un abismo por Jesucristo. Ya era demasiado tarde, el hoyo en que había caído era demasiado profundo, había cruzado el punto de no retorno… Esa noche le pedí ayuda a Jesucristo desde la angustia profunda de la desesperación. Su ayuda sobrepaso sin límites cualquier expectativa que pudiera tener por enorme que esta pudiera haber sido.A día de hoy tengo trabajo y llevo una vida normal solo gracias a Él.

GRACIAS MI SEÑOR JESÚS

Mas tarde, mas involucrado en círculos cristianos, he conocido otras personas que han recibido su ayuda, en cuyas vidas también ha habido un antes y un después de Cristo; que estaban perdidas y han sido encontradas.

Desde aquí, en esta era vacía de sentido en que la iglesia ha perdido su vigencia y en que las juventudes vagan sin rumbo buscando respuestas donde no las hay y saciarse en lo que no sacia, te animo a que te dirijas a Jesucristo, el único que puede dar pleno sentido a tu existencia y conducirte a la verdadera felicidad y a la verdadera libertad. Si arrastras cargas pesadas de remordimientos te digo que Jesucristo no te va a echar nada en cara. El desea que vayas a Él para liberarte de tus culpas y de todo lo que te pesa más que tu mismo.. y a todos los que sufren, que al fin y al cabo somos todos, porque no se puede ser feliz sin Dios, puesto que estamos hechos para Él, y no descansaremos ni dejaremos de buscar hasta que estemos con Él, Os digo que Jesucristo Es, que está ahí y que ayuda a quien se lo pide; que sigue haciendo milagros y que muchos hemos experimentado su ayuda, nos ha rescatado de abismos profundos y ha dado sentido a nuestras existencias. ÉL es la respuesta de Dios a nuestras necesidades; el Beso que Dios le ha dado a la humanidad a fin de salvarla del mal y reunirla consigo; El Salvador. Os digo que no estamos dejados de la mano de Dios, que no somos producto de la casualidad, que hay un sentido para todo.. y os animo a todos a que os dirijáis a Jesucristo y os desahoguéis con Él, le pidáis perdón, ayuda, explicaciones, o lo que sea que os salga…Él está ahí y os escucha.