El camino

Jesús es la puerta, Él es el secreto de la vida. Quien lo ha conocido siente que ha estado perdido dando vueltas toda la vida y que de repente ha encontrado el camino. Ya sabe hacia donde tiene que ir; puede parar, dormirse, incluso extraviarse e ir hacia otra parte pero ya sabe hacia donde tiene que ir. Él es el camino.

Todo vértigo, ansiedad y angustia se disuelve porque Él es la piedra angular, la referencia de todo, el punto de apoyo que fundamenta el arriba y el abajo. Antes todo caía hacia todos lados, ahora todo se apoya en Él.


Extraido de una conversación con Mario de El Santo Nombre